sábado, 18 de abril de 2015

PORTAFOLIO DE GRADO 11° BIOLOGÍA II PERIODO 2015



LA GENÉTICA MENDELIANA

HERENCIA BIOLÓGICA

TALLER N° 1 HERENCIA Y ÁRBOL GENEALÓGICO



I.                   OBJETIVO.


  • Desarrollar la temática programada en la malla curricular para la segunda unidad y fortalecer el desarrollo de competencias comunicativas (lectura y escritura),  y especificas del área de ciencias naturales

II.                EJE TEMATICO: HERENCIA Y REPRODUCCIÓN

III.             INDICADORES DE DESEMPEÑO:


  •  Reconocer diferente tipos de herencias, mutaciones  y establecer que efectos producen sobre los organismos portadores.
  • Observar características fenotípicas a través de una experiencia sencilla.
  • Colaborar  con el  cuidado de los objetos que nos rodean

IV.             CONTENIDO: Principios de genética: Herencia Mendeliana. Forma de trasmisión de la herencia genética, Variedades o tipos de herencia,  Herencia dominante y herencia recesiva, dominancia y codominancia.

 
PRINCIPIOS DE GENÉTICA
Tomado de: http://www.profesorenlinea.cl/Ciencias/Herencia_y_genetica.html
Hablar de herencia es hablar de genética, la ciencia que estudia la trasmisión hereditaria de los seres vivos a través de la reproducción. En otras palabras, herencia genética es la forma en que los progenitores dan a su descendencia los caracteres que ellos poseen.
Cualquier característica de un ser vivo que sea susceptible de ser trasmitida a su descendencia, la denominamos carácter hereditario.
El conjunto de características (no visibles) que un ser vivo hereda de sus progenitores se denomina genotipo, y aquellas que se hacen visibles en él se denomina fenotipo; este último viene determinado por el genotipo y las "condiciones ambientales" en las que el ser se ha desarrollado.

1ª LEY: LEY DE LA UNIFORMIDAD DE LA PRIMERA GENERACIÓN FILIAL (F1)
Si se cruzan de dos razas puras (homocigóticas) diferentes para un carácter, la descendencia que se obtiene, en la primera generación (F1) es idéntica para ese carácter, con el fenotipo del parental dominante y  genotipo híbrido.

2ª LEY: LEY DE LA SEGREGACIÓN DE LOS CARACTERES ANTAGÓNICOS EN LA F2   Los individuos de la F2, resultantes del cruzamiento entre sí de los híbridos de la F1, son diferentes fenotípicamente unos de otros; esta diferencia se explica por la segregación (separación) de los factores responsables de dichos caracteres que, en un principio, se encuentran juntos en el híbrido, y luego se reparten entre los distintos gametos. Estos factores se reúnen nueva mente en la fecundación.

3ª LEY: LEY DE LA COMBINACIÓN INDEPENDENDIENTE DE LOS CARACTERES HEREDITARIOS Los caracteres hereditarios no antagónicos se heredan independientemente unos de otros, debido a que los factores responsables de dichos caracteres se transmiten a la descendencia por separado y se combinan de todas las maneras posibles, al azar. Partimos de dos caracteres.

FORMA DE TRASMISIÓN DE LA HERENCIA GENÉTICA

La herencia genética es suministrada conjuntamente por los progenitores; es decir, el genotipo del nuevo ser está constituido por el aporte de ambos.
·         El macho aporta la herencia en los cromosomas del espermatozoide.
·         La hembra aporta su herencia en los cromosomas del óvulo.
·         La unión de espermatozoide y óvulo forma la célula huevo y dentro de ésta se encuentran los cromosomas de ambos; estos cromosomas son los que guardan la información de los caracteres hereditarios.

Los cromosomas son unos filamentos en los que se agrupan los genes, formados por secuencias de ADN y ARN.

Un gen es una unidad de trasmisión hereditaria que determinará, durante el desarrollo de un ser, la aparición o no de un determinado carácter. Así, pues, los elementos que determinan las características a heredar por un nuevo ser son los genes que están ubicados en los cromosomas de la célula huevo.

En una célula, los cromosomas se agrupan por pares; en la célula huevo (origen de todas las que tendrá el nuevo ser), cada par posee un cromosoma de cada uno de los progenitores. Los dos cromosomas que forman cada par son, generalmente, morfológica e intrínsecamente similares, y los genes situados en ellos en lugares homólogos, los llamados alelos o genes homólogos, son responsables de una determinada característica a la hora del desarrollo del nuevo ser.

Los genes alelos, entonces, son dos genes que ocupan el mismo lugar o “locus” en un par de cromosomas homólogos, es decir, en un par de cromosomas que tienen igual tamaño, forma y secuencia de genes. También podemos decir que alelo es cada una de las variantes que puede presentar una secuencia de ADN polimórfica.

Cuando en alguna característica hereditaria interviene no solo un gen sino varios, que concurran en la trasmisión de este carácter, hablamos de alelismo múltiple.

Cuando los dos genes que determinan un carácter en sus respectivos cromosomas son idénticos, diremos que el carácter en cuestión se encuentra en homocigosis, el ejemplar es homocigoto; es decir, los genes aportados por sus progenitores son iguales.

Si por el contrario, ambos genes (para un mismo carácter) son diferentes, diremos que el ejemplar es heterocigoto, o, lo que es igual, el gen aportado por uno de los progenitores es diferente al aportado por el otro (insistimos, para un mismo carácter).

Si los dos genes que determinarán un carácter son distintos (heterocigoto) pueden ocurrir tres cosas en el momento de la formación del nuevo ser:

·         Que el carácter resultante lo sea según las directrices determinadas por uno de los genes.
·         Que el carácter resultante lo sea según las directrices del otro gen.
·         Que el carácter resulte una mezcla o superposición de ambos.

VARIEDADES O TIPOS DE HERENCIA

No todas las características se heredan de una manera tan simple como el color de las semillas de arvejas usadas por Mendel. Situaciones de herencia simple, como las analizadas por Mendel, en la que solamente interviene un par de genes, son las excepciones y no la regla.

Hoy sabemos que existen genes que se comportan respondiendo a la herencia mendeliana, mientras que otros quedan incluidos en la que llamaremos herencia no Mendeliana. Entre estos últimos están el ligamiento, el crossing-over, la dominancia incompleta, los alelos múltiples, la codominancia y la herencia ligada al sexo y otras.

INTERACCIONES GÉNICAS O GENÉTICAS

Luego de que los principios de la herencia fueron redescubiertos hacia el 1900, se realizaron diversos experimentos con el fin de probar su validez.

Dichos estudios comprobaron que los genes que se encontraban en el mismo “locus”, en un par de cromosomas homólogos (genes alelos) o en “locus” distintos (genes no alelos) podrían influir en la herencia de un rasgo. Estas interacciones se denominan interacciones génicas y pueden ser de los tipos: alélicas y no alélicas.

Interacciones alélicas

Los genes alelos; es decir, aquellos que se encuentran en el mismo “locus” en los cromosomas homólogos, pueden interactuar de diversas maneras y generar distintos mecanismos de herencia dominante, herencia recesiva, herencia intermedia, codominancia y series alélicas.

HERENCIA DOMINANTE Y HERENCIA RECESIVA

Si prevalece un gen sobre el otro, diremos que el primero es dominante sobre el segundo, o que el segundo es recesivo respecto al primero. Diremos también que el ejemplar es portador del carácter recesivo, pues lo posee aunque no lo manifiesta.

En la simbología genética, que usa letras para definir un carácter, las propiedades dominantes se escriben en mayúscula y las recesivas en minúscula.
·         El carácter dominante es siempre visible y oculto al recesivo.
·         El carácter recesivo puede permanecer latente durante generaciones y manifestarse cuando se den las condiciones de combinación adecuadas.

Herencia intermedia

Como ya dijimos, dentro de los genes existen genes dominantes y genes recesivos. El gen dominante es aquel que se manifiesta y oculta al otro gen, que por este motivo se llama recesivo; lo que no quiere decir que no exista, sino que es mantenido en reserva oculto en la reproducción por el individuo.

Cuando los dos genes son semejantes se dice que es homocigótico. Significa que ese organismo tiene sus genes iguales para un mismo carácter.  Cuando son diferentes se dice que es heterocigótico, es decir que sus genes para ese carácter (la altura, el color de pelo, color de ojos u otro) son distintos.  Cuando ninguno de los genes es dominante se dice que se ha producido una herencia intermedia.

DOMINANCIA Y CODOMINANCIA

Dominancia completa a aquélla en la cual el individuo heterocigota presenta el mismo fenotipo que el homocigota dominante. Por ejemplo, en los cruzamientos de Mendel, la descendencia entre plantas de semillas amarillas y plantas de semillas verdes, ambas homocigotas, siempre daba como resultado plantas de semillas amarillas. El carácter “amarillo” tiene dominancia completa sobre el carácter “verde”.

Dominancia incompleta en algunos casos, el gen dominante no logra encubrir por completo la expresión del gen recesivo, sino que ambos se expresan parcialmente. En los individuos heterocigotas aparece entonces un tercer fenotipo, diferente del dominante y el recesivo, e intermedio entre los dos. Por ejemplo, en ciertas plantas, las flores pueden ser blancas, rojas o rosadas. El fenotipo “flores rosadas” se observa en los individuos heterocigotas, como resultado de la expresión parcial de los alelos que codifican los colores rojo y blanco. Cabe aclarar que, sin embargo, la aparente “mezcla” solo se produce a nivel fenotípico, ya que los alelos mantienen su individualidad, tal como lo advirtió Mendel.

Codominancia estado en que un gen expresa su característica en el heterocigoto de modo equivalente a su par. Los alelos del gen se expresan al mismo tiempo y de modo total en el heterocigoto. Dícese de los factores con la misma potencia hereditaria. Este tipo de interacción se dilucidó estudiando la herencia de los grupos sanguíneos en el hombre. En la especie humana se distinguen cuatro grupos sanguíneos: A, B, AB y O. Cuando uno de los progenitores es del grupo A y el otro del grupo B, el hijo puede ser del grupo AB, ya que los genes que determinan los grupos sanguíneos A y B se expresan de igual manera en el nuevo individuo.



Cabe aclarar, no obstante las diferencias establecidas, que los tipos de dominancia tienen fronteras variables de acuerdo con el tipo de característica en cuestión y el nivel al cual se examine el fenotipo.

Series alélicas

La mayoría de los genes alelos se pueden presentar en más de dos formas alternativas constituyendo las llamadas series alélicas. En ellas existen muchas variantes dentro del mismo par de genes, aunque un organismo diploide sólo puede presentar dos variantes de los genes que componen la serie alélica. Un ejemplo es el color del pelaje de los conejos, entre otros.

Interacciones entre genes no alelos

Las interacciones entre estos genes pueden darse en distintos niveles, distinguiéndose por ello fenómenos de epistasis, pleiotropía, genes modificadores y elementos genéticos transponibles.

Epistasis

Es un tipo de interacción a nivel del producto de los genes no alelos. En una vía metabólica donde intervienen distintas enzimas, cada una de ellas transforma un sustrato en un producto, de manera que el compuesto final se obtiene por acción de varias enzimas. Cada una de estas está determinada por un gen, a lo menos.

Si uno de los genes que codificaba para alguna de las enzimas sufre una mutación y cambia, producirá una enzima defectuosa y el producto final no se obtendrá. El efecto enmascarador sobre el fenotipo que tiene un gen sobre otro gen no alelo se denomina epistasis. En esta aparece un gen epistático y otro hipostático. El primero es el que enmascara el efecto del segundo.

Se distinguen distintos tipos de epistasis: dominante, recesiva, doble dominante y doble recesiva, y en cada una las proporciones clásicas se ven alteradas.

·         Epistasis dominante. Se produce cuando el gen dominante es epistático sobre otro gen no alelo a él.
·         Epistasis recesiva. En este tipo de interacción un gen recesivo actúa como gen epistático sobre otro gen no alelo.
·         Epistasis doble dominante. En esta interacción, los genes presentes en los dos locus que intervienen en la característica, serán epistáticos en condición dominante.
·         Epistasis doble recesiva. Para que se produzca, los genes actúan como genes epistáticos deben estar en condiciones recesivas.

Pleiotropía

Es un tipo de interacción entre genes no alelos que ocurren cuando la acción o cambio de un solo gen provocan la aparición de muchos fenotipos distintos.

Genes modificadores

Son los que afectan la expresión de un gen diferente o no alelo. Un ejemplo de este tipo de interacción se observa en el color y distribución del manchado de los ratones.

Elementos genéticos transponibles


Hasta 1960, se pensaba que los genes ubicados en los cromosomas eran estables e inmóviles, ya que se podían hacer mapas de su ubicación. Sin embargo, en 1947, B. Mc Clintock identificó, por primera vez, un grupo de genes que llamó elementos genéticos controladores.

VI.  ACTIVIDAD
  1. Resolver el taller N° 1. siguiendo el link Herencia y árbol genealógico. 

PORTAFOLIO DE GRADO 10° BIOLOGÍA II PERIODO 2015


REPRODUCCIÓN MATERIAL DE CONSULTA

TOMADO DE SANTILLANA: https://elmundoseguncabeto.files.wordpress.com/2013/01/reproduccion-celular-y-tipos-de-reproducicion.pdf



I.                   OBJETIVO.

Desarrollar la temática programada en la malla curricular para la segunda unidad y fortalecer el desarrollo de competencias comunicativas (lectura y escritura),  y especificas del área de ciencias naturales


II.                EJE TEMATICO: LA REPRODUCCIÓN


III.             INDICADORES DE DESEMPEÑO:

Desempeño N° 1: Analizar el proceso fisiológico y reproductivo en los seres vivos, en especial en los humanos.
Desempeño N° 2: Proponer estrategias de mejoramiento ambiental en la escuela

IV.  CONTENIDO: Reproducción: Clases de reproducción, Reproducción en los seres vivos

La reproducción puede definirse como el fenómeno mediante el cual un ser vivo produce células o grupos de células que, al separarse de éste, se convierten directamente o indirectamente en nuevos individuos. Así, la finalidad de la reproducción es la formación de nuevos seres vivos y, de este modo, la transferencia de información genética entre sucesivas generaciones. En cuanto a esto hay que destacar que existen dos tipos de reproducción si se tiene en cuenta el mecanismo en el que se transfieren los genes: la reproducción asexual y la reproducción sexual.

4.1. La reproducción asexual.
La reproducción asexual es el mecanismo de reproducción en el cual la transferencia de la información genética se realiza a través de la mitosis. Así, las generaciones hijas que resultan de este tipo de reproducción tienen la misma información genética que las generaciones parentales y, por tanto, son clones. Se pueden encontrar ejemplos de este tipo de reproducción en los organismos unicelulares, pero también en vegetales pluricelulares y en algunos animales.
La reproducción asexual en organismos unicelulares.
Tal y como se ha mencionado, los organismos unicelulares pueden reproducirse a través de procesos mitóticos. Un ejemplo de este tipo de reproducción es el de la mayoría de las levaduras. Las levaduras son hongos unicelulares que generalmente se reproducen gracias a un mecanismo de reproducción asexual que se llama gemación. En este proceso una célula madre produce, gracias a la mitosis, células hijas más pequeñas, también llamadas yemas (figura 1). Éstas finalmente se separan de la célula madre y crecen formando nuevos individuos. Los protozoos, por otro lado, también se reproducen frecuentemente de una forma asexual. En este caso, el núcleo de la célula madre se divide varias veces por mitosis, formando una célula plurinucleada que origina numerosas células hijas, llamadas esporas. Así, este mecanismo de reproducción se llama esporulación (figura 2).    
Otro ejemplo de reproducción asexual en organismos unicelulares es el que realizan las bacterias. Hay que destacar que este grupo de seres vivos, al ser procariotas, no tienen ni núcleo celular ni los orgánulos necesarios para realizar mitosis, por lo que se reproducen asexualmente por un mecanismo equivalente a la mitosis llamado bipartición. Este fenómeno consiste en la división de una célula madre en dos células hijas iguales (figura 3).

4.2. La reproducción asexual en plantas. El siguiente esquema resume las variadas formas que puede utilizar el hombre para reproducir asexualmente una planta y obtener copias idénticas o clones:
La multiplicación vegetativa es posible ya que cada una de las células de un vegetal, posee la capacidad de multiplicarse, diferenciarse y generar un nuevo individuo idéntico al original. La multiplicación se produce a partir de las partes vegetativas de la planta, como las yemas, hojas, raíces o tallos que conservan la potencialidad de multiplicarse para generar nuevos tallos y raíces a partir de un grupo de pocas células. El modo más típico de reproducción asexual en las plantas es la fragmentación, que consiste en la separación de fragmentos del organismo que crecen hasta convertirse en otro individuo. Este método se utiliza con frecuencia en jardinería, donde se cortan pequeñas ramas de plantas madre, llamadas esquejes, y se plantan en algún otro lugar (figura 4).
Estos esquejes crecen gracias a procesos mitóticos dando lugar a nuevos individuos. Además, es habitual encontrar en algunas plantas otros modos de reproducción asexual. Un bonito ejemplo es el de la planta de la patata. Esta emite unos tallos subterráneos que engrosan formando la patata, la cual tienen mucha reserva alimenticia. De este modo la patata es una estructura que tiene el objetivo de generar nuevos individuos, sirviendo de fuente de alimento y estando, además, protegida bajo la tierra (figura 5). Así, por ejemplo, si en épocas desfavorables la planta de la patata muere, quedan bajo la tierra las patatas,
que pueden germinar mediante mitosis generando una nueva planta con rasgos idénticos a la planta progenitora. Gracias este mecanismo, este vegetal asegura su descendencia hasta en las peores épocas.
4.3.       La reproducción asexual en animales.
Aunque no es tan habitual como en las plantas, algunos grupos de animales pueden realizar reproducción asexual. Algunos pólipos, por ejemplo, pueden formar yemas gracias a la gemación, que después de desprenderse del individuo progenitor generarán nuevos individuos a través de la mitosis. También es habitual encontrar en los platelmintos, los equinodermos y los anélidos eventos de reproducción asexual mediante fragmentación (figura 6).


4.4.       La reproducción sexual.
Se puede definir como el mecanismo de reproducción en el que intervienen dos individuos de distinto sexo. Éstos, gracias a la meiosis, producen células que tienen la mitad de cromosomas (células haploides) de manera que, posteriormente, estas células se pueden combinar mediante la fecundación con las de otros individuos de la misma especie, dando lugar a nuevos organismos. Dicho de otro modo, en la reproducción sexual son especialmente importantes los siguientes procesos: - Meiosis: Consiste en la división de una célula madre diploide (2n) para formar 4 células hijas haploides (n). Así, los seres vivos consiguen reducir su dotación cromosómica a la mitad. - Fecundación: Consiste en la fusión de dos células haploides (n) para formar una célula diploide (2n). De esta forma se recupera la dotación cromosómica diploide característica de las especies. Esta alternancia entre la meiosis y la fecundación (figura 7), implica que los organismos hijos resultantes de la reproducción sexual sean diferentes a los progenitores, a diferencia de lo que ocurre con la reproducción asexual. Por tanto, este proceso reproductivo está íntimamente asociado a cambios entre los organismos de las distintas generaciones, por lo que tiene una relación directa con la evolución de las especies biológicas. La reproducción sexual la realizan la mayoría de los organismos eucariotas, como por ejemplo las plantas y los animales. Para entender mejor el proceso se puede considerar el ciclo biológico de los humanos (figura 8),
 
el cual es semejante al ciclo biológico de muchos animales. Gracias a la meiosis los humanos, que tenemos 46 cromosomas, formamos los gametos (células sexuales haploides) que se llaman espermatozoides en el caso del macho y óvulo en el caso de la hembra. Éstos tienen su número de cromosomas reducido, es decir, poseen 23 cromosomas. Un espermatozoide se fusionará con el óvulo mediante la fecundación, formando una nueva célula que se llama zigoto. Esta nueva célula producida por la combinación del gameto paterno y el gameto materno vuelve a tener la dotación cromosómica característica de la especie humana, 46 cromosomas. Finalmente, el zigoto crece formando un nuevo individuo humano que presenta algunas semejanzas.


V.                ACTIVIDAD

1.      Realiza una búsqueda de información sobre la reproducción asexual y sexual de la planta de la fresa (género Fragaria). Escribe un resumen con los datos que averigües.

2.      Describe la importancia de la mitosis y de la meiosis en la reproducción asexual y en la reproducción sexual. ¿Qué relación tiene la meiosis con la evolución de las especies?


3.      Realiza tres tablas con la siguiente información:
• Ventajas e inconvenientes de la reproducción asexual y la reproducción sexual.
• Ventajas e inconvenientes de la autofecundación y la fecundación cruzada.
• Ventajas e inconvenientes de la fecundación externa y la fecundación interna.  

TOMADO DE:

 file:///C:/Users/User/Desktop/PLANES%20DE%20CLASE%20Y%20%C3%81REA%202015/REPRODUCCION%20Y%20DESARROLLO%20EMBRIONARIO.pdfLA 

lunes, 9 de febrero de 2015

PORTAFOLIO DE GRADO 8° QUÍMICA 2015


ESTADOS DE AGREGACIÓN DE LOS MATERIALES

LA MATERIA Si observamos nuestro entorno, comprobaremos que estamos rodeados de materia, así, por ejemplo, el aire que respiramos, la silla sobre la que nos sentamos, la ropa que nos viste, la comida que nos alimenta, el agua que bebemos etc, todo ello es materia.

Acabamos de ver que en la Naturaleza existen distintos estados en los que se presenta la materia (Figura 4.1). Veamos algunos ejemplos en condiciones ambientales normales:

• Sólido: cristal, plástico, papel, madera, azúcar, etcétera.
• Líquido: agua, alcohol, aceite, leche, etcétera.
• Gaseoso: aire, vapor de agua, hidrógeno, oxígeno, etcétera.


El agua, que es el compuesto más abundante en nuestro planeta, se puede encontrar, al igual que otros compuestos, en los tres estados de agregación (Figura 4.2). Según la temperatura, el agua se puede encontrar en forma de hielo (sólido), agua (líquido) o vapor de agua (gas). Tú mismo puedes comprobar los tres estados de agregación del agua. Para ello basta con que saques del congelador unos cubitos de hielo y los coloques, en una tarde de verano, sobre un plato que esté al sol. Comprobarás como al cabo de un rato el hielo ha pasado a líquido y poco después desaparece porque ha pasado al estado gaseoso.

Una propiedad importantísima de la materia es la densidad. No debes olvidar que esta propiedad mide la relación entre la masa y volumen de las sustancias permitiendo distinguir unas de otras con suma facilidad, sobre todo las que se encuentran en estado sólido y líquido



DOCENTE: Lic. ISORA E. BARRERA PICO

GRADO: 8°

I. TITULO DE LA PRÁCTICA: NORMAS DE SEGURIDAD Y RECONOCIMIENTO DE MATERIALES DE LABORATORIO

II. OBJETIVOS:

Ø  Conocer y aplicar las normas de seguridad en el laboratorio.
Ø  Reconocer los materiales de laboratorio y explicar sus usos.
Ø  Determinar las características de algunos materiales y determinar diferencias de acuerdo a su estado.


III. INTRODUCCIÓN:

Los laboratorios y las practicas que en ellos se hacen permiten encontrar experimentalmente explicaciones ha
hechos y fenómenos científicos y cotidianos que ayudan a entender la ciencia, por esta razón es necesario
apropiarse  de las normas de seguridad y conocer los materiales de laboratorio lo cual es fundamental para
explicar las causas de ciertos fenómenos. Esto  permite a los alumnos y  alumnas aprender significativamente
conocimientos científicos que podrán abordar haciendo observaciones, mediciones, y cálculos de las
condiciones y variables para el estudio del fenómeno y fundamentar la teoría a través de la experiencia.  En
resumen, los estudiantes aprenderán fácilmente a solucionar problemas de su entorno  siguiendo sencillos
pasos del trabajo científico.


IV. MATERIALES Y REACTIVOS:


BATA DE LABORATORIO              
GUÍA DE LABORATORIO   

GUANTES                                       
PANOLA                                                             
ERLENMEYER                              
PROBETAS 
BEACKER                                   
PIPETA,                                        
GRADILLA,                                    
TUBOS DE ENSAYO                                                      
PINZAS                                         
BALANZA
 MECHERO DE BUNSEN Y DE ALCOHOL
BURETA
ESPATULA
PIEDRAS
AGUA
ETANOL
ACIDO ACETICO
NaCl
C6H12O6   
S
CaO

V. NORMAS Y  REGLAS DEL LABORATORIO

Llegue puntualmente al salón. Es sumamente importante aprovechar el tiempo disponible para el trabajo en el laboratorio.
Se debe entrar con bata larga (a la rodilla o pantorrilla) de algodón y manga larga
Al recoger el material y los equipos para el trabajo correspondiente, se debe revisar el estado de la mesa de trabajo, del material y de los equipos recibidos.
Reporte cualquier falla o irregularidad al Maestro(a) responsable del laboratorio. 
Cada grupo de estudiantes se responsabilizará de su zona de trabajo y de su material en el laboratorio.
No correr ni gritar en el laboratorio.
No ingiera alimentos ni bebidas en el interior del laboratorio.
No salir del laboratorio a menos que el maestro(a) lo indique.
Ten siempre tus manos limpias y secas. Si tienes alguna herida, tápala.
Si tienes el cabello suelto, recógelo.
Si se maneja alguna sustancia peligrosa, tener mucho cuidado.
Si se vierte sobre ti cualquier ácido o producto corrosivo, lávate inmediatamente con mucha agua y avisa al profesor.
No dejes destapados los frascos ni aspires su contenido.
No use ningún instrumento para el cual no haya sido entrenado o autorizado a utilizar.
Mantenga sólo el material requerido para la sesión sobre la mesa de trabajo.
Los frascos de reactivos deben permanecer en las campanas.
Los demás objetos personales o innecesarios deben guardarse o colocarse lejos del área de trabajo.
Lave el material y devuélvalo limpio y seco.
Deje limpio y seco el lugar de trabajo. Coloque los bancos junto a las mesas o invertidos sobre éstas.

VI.  METODOLOGÍA O PROCEDIMIENTO:

Interiorizar y aplicar las normas de seguridad y pictogramas de peligrosidad explicada por la docente consultarlas y anotarlas en el cuaderno.
De acuerdo a los materiales entregados por la docente hacer el reconocimiento de cada uno de ellos, dando nombre, función y modo de uso. (dibuja los materiales en tu cuaderno).

Gráfica 3.1.
USO DE LA BALANZA: calibra la balanza, verificando que todas las pesas estén en su lugar y/o moviendo el tornillo que esta detrás del plato en la base de la balanza. La balanza esta equilibrada cuando se une el fiel con el 0 (ver gráfica 3.1). Cuando hagas esto pesa el papel (anota), luego pesa con la ayuda de la espátula 4.5 g de C6H12O6   y aumenta 2 g para las otras sustancias NaCl, S y/o CaO (anota).
Grafica 3.1 Balanza de un plato. 

Con los líquidos debes pesar el picnómetro, probeta y/o beacker vacío y seco (anota).
Después pesar el recipiente con agua (anota) y pesar la piedra, anillo u otro material e introducir el material en el recipiente que pesaste con agua.  Luego de haber pesado los sólidos irregulares determina la densidad (D= m x V), de los elementos utilizados. Densidad del oro 19300 Kg/m3 teórico.
Gráfica 4.1.

MEDICIÓN DE VOLUMEN: llena con agua uno de los vasos de precipitado. Esta es el agua que utilizaras para las mediciones que    llevaran a cabo. Dependiendo de la cantidad de líquido que quieras medir, se pueden usar diferentes instrumentos:
Uso de la probeta, mide 25.5 ml de agua para medir correctamente el líquido la lectura se hace por debajo del menisco (ver grafica 4.1). Vierte el agua en el vaso de precipitado vacío, registra la medida del agua con la graduación del vaso. De Grafica 4.1. Lectura de volumen acuerdo con lo que observas ¿seria correcto utilizar un vaso de precipitado como instrumento para medir volúmenes con exactitud? Haz lo mismo con la pipeta, realiza tres mediciones y determina los volúmenes las lecturas deben hacerla varias personas y anotar los diferentes resultados.    

VII. PREGUNTAS:
  1. ¿Por qué son importantes las normas de seguridad en el laboratorio?
  2. ¿En caso de una quemadura por sustancias corrosivas que se debe hacer?
  3. ¿Para qué se utiliza la balanza?
  4. ¿Cuál es la diferencia entre masa y peso?
  5. Dibuje los pictogramas de peligrosidad
  6. ¿Qué se necesita para determinar la densidad de una sustancia?

VIII. RESULTADOS:

Presentar informe de laboratorio con sus observaciones,  anotaciones y conclusiones siguiendo los siguientes pasos:
  1. Portada, objetivos alcanzados, materiales y reactivos utilizados, procedimiento aplicado, preguntas resueltas, conclusiones y bibliografía.

PROPIEDADES GENERALES Y ESPECÍFICAS (O CARACTERÍSTICAS)
Las propiedades generales, Entendemos por materia todo lo que tiene masa y ocupa un volumen. A cada tipo de materia se le llama sustancia (plata, agua, aire). Estas propiedades, masa y volumen, no permiten diferenciar las sustancias y se llaman propiedades generales. Las propiedades generales son aquellas que poseen todos los tipos de materia y, por eso, nos permiten saber qué cosas son materia y que cosas no lo son.
A simple vista podemos distinguir entre muchos tipos de sustancias: la madera, el plástico, el oro o la plata, y muchas más. Los materiales sólidos metálicos presentan una serie de propiedades que les otorgan la característica de ser una fuente importante de aplicaciones tecnológicas. Este es el caso del cobre, y de sus aleaciones, que por ser un elemento de estas características, es utilizado ampliamente como materia prima de objetos tecnológico industriales y domésticos.
Las propiedades específicas (o características) son aquellas que nos permiten distinguir un tipo de materia de otro. Las propiedades específicas (o características) como densidad, temperatura de ebullición y temperatura de fusión, son las que permiten diferenciar unas sustancias de otras. Al contrario que las propiedades generales, existen muchas propiedades específicas: color, sabor, dureza, densidad, brillo, transparencia, conductividad térmica y eléctrica, temperatura de fusión, temperatura de ebullición, solubilidad, etc.
Los materiales sólidos
Los materiales sólidos son aquellos que, a temperatura ambiente, tienen sus átomos o moléculas altamente agregados, presentando una fuerza de unión alta y una energía cinética baja.
Los sólidos no metálicos
Los sólidos no metálicos tienden a aceptar electrones, es decir, a reducirse formando aniones. Sus átomos se unen entre sí a través de enlaces covalentes y mediante enlaces iónicos con un elemento metal. Estos tipos de enlaces determinan que el sólido no metálico tenga baja o nula conductividad térmica, conductividad eléctrica, maleabilidad, ductibilidad y dureza.
Los sólidos metálicos
Los sólidos metálicos tienen tendencia a oxidarse, es decir, a desprenderse de los electrones de su última capa o capa de valencia, formando de esta manera cationes. Sus átomos se unen entre sí a través de enlaces metálicos o con enlaces iónicos con un no metal, determinando con esto, que estos sólidos tengan una alta conductividad térmica, conductividad eléctrica, maleabilidad, ductibilidad y dureza.
La conductividad eléctrica
La conductividad eléctrica se define como la capacidad de ciertas sustancias de transmitir la corriente eléctrica. Los sólidos metálicos son buenos conductores de la electricidad ya que en los átomos de los metales hay siempre algún electrón que tiene la tendencia a emigrar porque es periférico y está “débilmente” unido al núcleo, de manera que el enlace metálico hace que exista un flujo de electrones entre sus átomos. Por ejemplo, el cobre, la plata y el oro son excelentes conductores de electricidad, no así el plástico, la madera, etc., donde no existen los enlaces metálicos.
La conductividad térmica
La transferencia del calor o conductividad térmica se logra mediante dos mecanismos. El primero es la interacción molecular, en la cual las moléculas de niveles energéticos relativamente mayores (indicados por su temperatura) ceden energía a moléculas adyacentes en niveles inferiores. El segundo mecanismo de transferencia de calor por conducción es el de electrones libres. La facilidad que tienen los sólidos para conducir el calor varía directamente con la concentración de electrones libres, por lo tanto, se espera que los sólidos metálicos puros sean los mejores conductores de calor, ya que presentan mayor cantidad de electrones libres. La concentración de electrones libres varía considerablemente en las aleaciones metálicas y es muy baja en los no metales. La facilidad con que el calor “viaja” a través de un material lo define como conductor o como aislante térmico. Ejemplos de buenos conductores son los metales como el cobre, la palta, el oro, etc, y de buenos aislantes, los plásticos, maderas, aire.
La maleabilidad
La maleabilidad es la característica que tiene un material para deformarse antes de fracturarse. Esta es una característica muy importante en el diseño de estructuras, puesto que un material maleable es usualmente también muy resistente a cargas de impacto (pesos y fuerzas). Un material maleable tiene, además, la ventaja de “avisar” cuando va a ocurrir la fractura, al hacerse visible su gran deformación. También se dice que la maleabilidad es la capacidad de un material para formar láminas. Los metales son muy maleables porque la disposición de sus átomos hace que al golpearlos se deslicen unos sobre otros sin romperse, a diferencia de los no metales que son rígidos.
La ductibilidad
La ductibilidad es la propiedad de los metales para formar alambres o hilos de diferentes grosores. Los metales se caracterizan por su elevada ductibilidad, la que se explica porque los átomos de los metales se disponen de manera tal que es posible que se deslicen unos sobre otros y por eso se pueden estirar sin romperse
TAREA:
DESARROLLAR LA ACTIVIDAD EN EL CUADERNO

I.              OBJETIVO.

Superar  las dificultades presentadas en los indicadores de desempeño propuestos para el I periodo académico por algunos estudiantes del grado 9º, en la asignatura de química correspondientes al año 2015.

                                                                                                                                      
II.            EJE TEMATICO: ESTADOS DE LA MATERIA


III.           INDICADORES DE DESEMPEÑO:

·         Desempeño N° 1: Reconocer los estados de la materia a partir de sus propiedades
·         Desempeño N° 2: Observa el estado de ciertos materiales bajo  ciertas condiciones y predice cambios en estos  cuando éstas se alteran


IV.           DESARROLLO DE COMPETENCIAS:


1.     INTERPRETAR:











      
1.1. Teniendo en cuenta la anterior información responda:

a.  ¿Qué características presenta el estado de agregación que se muestra en la imagen?
b.  ¿Cuáles son los usos que se le da al estado descrito en la imagen?

2.     ARGUMENTATIVA:

a.     ¿Qué diferencias existen, según la teoría cinético-molecular, entre los tres estados de agregación en que se presenta la materia?

3.     PROPOSITIVA:

a.     Explica las diferencias y las semejanzas entre los estados sólido, líquido y gaseoso. Llenando la tabla

b.    Rellene los espacios con las palabras correctas


V.         ELABORACIÓN, PRESENTACIÓN DE TRABAJO Y SUSTENTACIÓN ESCRITA. 

Nota: El trabajos se deben presentar en hoja de block, a mano, con buena caligrafía y ortografía. Se debe presentar  el día jueves 09 y viernes 10 de abril, la sustentación se realizara en el horario correspondiente a cada hora clase para 8°1, 8°2  y 8°3.

La sustentación corresponde al 60% de la nota y el trabajo al 40%